Forbes Class

Branding

Antiguamente las tapas de los radiadores de los coches más lujosos se decoraban con caprichosas formas, figuras que daban personalidad al vehículo y que hoy en día son consideradas auténticas obras de arte. Susse Frères, gran maestro de fundición en bronce, creó en 1920 un adorno en forma de golondrina para decorar una de esas tapas, aunque hay multitud de figuras realmente increíbles, quizás la que mas nos venga a la memoria sea la dama de Rolls Royce. (The Spirit of Ecstasy). El símbolo de la marca en la que hemos trabajado está inspirado en esas piezas de arte que decoraban aquellos vehículos, únicos en su proceso de fabricación, el gusto que define la clase.
Back to Top